Microsoft tiene un ordenador con Windows 10 del tamaño de un enchufe

En los últimos meses hemos visto varios proyectos que buscan el minimalismo absoluto en los ordenadores ofreciendo al usuario una opción más o menos completa respetando siempre un límite de tamaño reducido. Ahora, la última de ellas llega directamente de la mano de Microsoft, ya que la compañía ha mostrado un PC con Windows 10 del tamaño de un enchufe.

Este dispositivo fabricado por la compañía Quanta ha sido bautizado como Quanta Compute Plug y ha visto la luz en la conferencia de Computex celebrada en Taiwan recientemente. Como ha ocurrido en el caso de productos como Arduino o Raspberry Pi, de nuevo predominan unas dimensiones reducidas, y es que este ordenador tiene el tamaño de un enchufe. Pero lejos de quedarse en el tamaño, su principal cualidad es que tal y como ha confirmado Microsoft funciona con Windows 10, aunque no se ha especificado que versión del nuevo software soportaría y podría llegar de serie. Gracias al puerto HDMI que incorpora, podrá ser conectado a un monitor o televisión para que haga las veces de pantalla.

Con este tamaño, los concepto de sobremesa y portátil se vuelven difusos y hay que empezar a contemplar una nueva familia de productos, de los que ya os hemos dado varios ejemplos anteriormente. Además del puerto HDMI, este ordenador incorpora dos puertos USB 3.0. Como mostró Nick Parker, directivo de Microsoft, los usuarios pueden conectar un auricular y micrófono externo para controlar a Cortana, el asistente virtual de la compañía de Redmond que permitirá usar algunas de las nuevas funciones de Windows 10 con nuestra voz.

Microsoft en la búsqueda del SoC más compacto para Windows 10

Cuando hablamos de un ordenador del tamaño de un enchufe, no nos limitamos a las dimensiones, ya que este dispositivo se conectará directamente a la red eléctrica para poder tener así una fuente de energía. No obstante, ya existen otros conceptos como que utilizaban esta idea.

SheevaPlug era un dispositivo que corría el sistema Linux y que fue lanzado allá por el año 2009 y que también tenía un concepto muy similar a Quanta Compute Plug. En esta ocasión, parece que esto será el primer paso en cuanto al desarrollo de productos más simples, pero a la vez más transportables con el objetivo de llevar el ordenador a cuestas a cualquiera parte.

¿Qué os parece este nuevo mini PC de Microsoft?

Escrito por David Valero adslzone.net

¿De verdad te debe importar que Google haya presentado Android M?

Millones de dispositivos en el mundo, más de mil millones de usuarios en todo el mundo, utilizan Android a diario. El sistema operativo móvil de Google lidera y, en España, casi el 90% de terminales lo incorporan. Pero la cuestión no es que los dispositivos incorporen Android, sino qué versión de Android. Precisamente por eso nos preguntamos: ¿De verdad te debe importar que Google haya presentado Android M?

La versión de Android que más usuarios en todo el mundo utilizan es KitKat (39,2%), que fue lanzada originalmente hace dos años. Ahora bien, incluso Froyo (0,3%), Gingerbread (5,6%) y Ice Cream Sandwich (5,1%) siguen teniendo presencia, a pesar de haber sido lanzadas hace entre 4 y 5 años. ¿Son las únicas versiones que utilizan los usuarios? No, porque también Jelly Bean cuenta con una cuota de mercado del 37,4%. Es decir, el 87,6% de los usuarios de Android utilizan una versión “desactualizada”, y sólo el 12,4% restante está actualizado a Android Lollipop.

Tasa de adopción y la fragmentación, las cruces de Android

Tras un año desde que se anunció Android L Preview, es decir, la versión previa de Android Lollipop para desarrolladores, la tasa de adopción de esta versión alcanza el 12,4%, mientras que el 87,6% restante se divide en un total de cinco versiones con sus correspondientes variantes. Los lanzamientos de sistemas operativos móviles de Google dejan en el camino una larga cola de dispositivos desactualizados, la gran mayoría, que no disfrutan de las últimas funciones y características, lo que por otra parte es un importante problema de seguridad.

Operadores y fabricantes…¿los interesados?

En el caso de Android, a diferencia de lo que ocurre con iOS, son los fabricantes y operadores -ajenos a Google- los que se encargan de actualizar los dispositivos móviles de los usuarios en todo el mundo. ¿Qué significa esto? Que desde que Google lanza una nueva versión de su sistema operativo móvil son varios los procesos que tienen que llevarse a cabo para que llegue a nuestro móvil, concretamente los siguientes:

  • Evaluación.
  • Desarrollo.
  • Integración.
  • Test y certificaciones.
  • Despliegue.

Este procedimiento se cumple cuando hay operador de por medio, mientras que será más simple cuando sólo dependa del fabricante. En definitiva, tienen que pasar varios meses hasta que llega a nuestro móvil o tableta, pero para ello el fabricante ha tenido que decidir llevar a cabo la actualización, y en algunos casos también el operador. Por lo tanto, no en todos casos llegará, y en caso de hacerlo tendremos que esperar.

¿Podemos facilitar que Android M llegue a nuestro dispositivo?

Hay ciertos factores que “dificultan” la llegada de una actualización, como el hecho de que el terminal sea de operador y no libre, así como que sea un modelo “antiguo”, por ejemplo. Si lo tenemos rooteado, la actualización OTA no saltará, sino que tendremos que hacerla de forma manual. En caso de que lo liberemos, no importa, porque lo que influye es la imagen del sistema, que puede estar asociada a un operador, en cuyo caso tendríamos que sustituirla por una “Stock ROM”.

Por eso no es tan importante que Google lance Android M

Todos prestamos atención a las características y funciones introducidas con Android M y, sin duda, apunta maneras. El sistema de gestión de permisos, la introducción de seguridad biométrica y otros factores hacen de Android M una actualización interesante y potente, qué duda cabe, pero el problema es que a muchos usuarios no les llegará. Los que sí disfrutarán seguro de Android M serán los que compren un equipo de gama alta con la versión ya incorporada, y más tarde los que adquieran un terminal de última generación con Android Lollipop.

Ahora bien, seguiremos viendo, este año también, cómo algunos fabricantes se benefician del atractivo de esta nueva versión para ofrecérsela, tan solo, a los usuarios de dispositivos modernos. Sin duda, una estrategia inteligente para tratar de forzar al consumidor a hacer un desembolso por un dispositivo nuevo, pero una estrategia que no a muchos agrada y, por supuesto, no a todos convencerá. Por suerte, no obstante, Android cuenta con posibilidades de actualizarse de forma paralela gracias a desarrolladores ajenos a Google que trabajan en ROMs con Android Lollipop y Android M. Así que, si no vas a dejarte convencer por los fabricantes y, aún así, quieres tener Android M cuando sea lanzado, quizá tengas que pasarte al “lado oscuro” de desbloquear el bootloader, rootear y demás.

Escrito por Carlos González (adslzone.net)