Bluetooh 5 es más rápido y llega más lejos que nunca, pero el audio no mejorará (de momento)

En junio os hablábamos del trabajo que la Bluetooth SIG había realizado para completar la nueva especificación de este estándar inalámbrico, y por fin tenemos con nosotros Bluetooth 5, aunque su llegada a los primeros productos tardará entre 2 y 6 meses.

El nuevo estándar dobla la velocidad de transmisión (hasta 50 Mbit/s) y el alcance (hasta 240 m), algo que es interesante en IoT, pero que también es llamativo para ampliar las opciones de los relojes inteligentes.

Preparado para la Internet de las Cosas

Sin embargo no habrá mejor compresión de audio, algo que hubiera sido especialmente llamativo ahora que los fabricantes parecen decididos a impulsar auriculares inalámbricos en sus móviles.

Una curiosidad: el estándar deja de llevar “decimales”, y pasa a llamarse “Bluetooth 5” a secas, y no “Bluetooth 5.0”, por ejemplo, algo que los responsables han decidido hacer para facilitar las cosas a consumidores e industria en el ámbito del marketing.

Los responsables del estándar indicaban cómo el enfoque principal ha estado en esa prometedora Internet de las Cosas que podría sacar mucho partido de este tipo de transmisiones. Además de la velocidad y alcance se ha mejorado la capacidad de envío de mensajes broadcast multiplicándola por ocho.

El Bluetooth SIG espera que 1 de cada 3 dispositivos inalámbricos que se vendan en 2020 lo hagan integrando conectividad Bluetooth, pero entre las ventajas no está de momento la mejora en la calidad del audio inalámbrico, algo que no obstante se espera que llegue en una revisión posterior del estándar en 2018.

Fuente: Javier Pastor – xataka.com

Este pequeño proyector de Sony quiere convertir en pantalla cualquier superficie

Hoy la cosa parece que va de proyectores, pero en esta ocasión nos encontramos con un producto real, firmado por Sony. Se trata de un sistema de proyección portátil, con un cuidado diseño, que pretende que podamos utilizar cualquier superficie como pantalla.

Forma parte de una nueva familia de productos conocida como Life Space UX, con los que buscan integrar la tecnología en nuestras vidas, o al menos eso es lo que plantean publicitariamente. A la hora de la verdad nos encontramos con un proyector muy capaz para su tamaño, y que además podemos llevar a cualquier sitio gracias a la batería incorporada.

La Sony que nos gusta es esta que se atreve con diseños especiales e ideas diferentes. Aquí tenemos dos buenos ejemplos

Su nombre completo es Portable Ultra Short Throw Projector, y no tiene demasiado problema para mandar imágenes a diferentes distancias, ya que trabaja bien entre 22 y 80 pulgadas.

En el siguiente vídeo podéis conocer mejor su aspecto y posibilidades, como la capacidad de proyectar sobre diferentes superficies, en diferentes distancias:

Es considerablemente pequeño, con unas dimensiones completas de 81x131x131 milímetros. La batería que hay dentro da para un par de horas de funcionamiento, y la calidad que ofrece es la de un proyector con 100 lumens y una resolución de 1.366×768 píxeles.

¿Cómo mandamos contenidos al proyector? Pues hay una entrada HDMI, pero también funciona con conectividad Bluetooth 4.0. La idea es que podamos mandarle cosas desde dispositivos móviles, o desde el ordenador de casa (hay un hub para ello).

Altavoces e iluminación en uno

El otro gadget que han presentado es el Sony Glass Sound Speaker (LSPX-S1), se trata de un altavoz de diseño que expande el sonido en 360 grados.

Como podéis comprobar por su aspecto, hace las veces de elemento iluminador. La luz ambiente la crea en el tubo transparente que tiene dentro LEDs. Los controles musicales están en la parte inferior y se comunica con dispositivos móviles vía Bluetooth.

Inicialmente los gadgets van a parar al mercado japonés – 13 de febrero -, pero se espera que salten el Pacífico para llegar a Estados Unidos en verano. Esperamos noticias sobre su posible salida europea. Sobre precios, pues podemos adelantar que el proyector se va a los 700 euros – al cambio -. Por los altavoces nos van a pedir alrededor de 600 euros.

Fuente: Kote Puerto – xataka.com